El transbordador Enterprise llega a su nueva casa en un museo de Nueva York

Enterprise virando en su segunda prueba de aproximación y aterrizaje, 13 de septiembre de 1977. -Foto cortesía de la NASA.-

Nunca voló en el espacio y ha hecho su último viaje por mar: es la maldición del Enterprise, un transbordador espacial que la NASA construyó como modelo de pruebas a principios de los años setenta y que acabará sus días en un museo de Nueva York.
El coloso ha llegado a puerto entre los aplausos de cientos de personas: "Es un gran día para Nueva York. La ciudad ha transportado un transbordador vía marítima, lo que representa un desafío único", comentaba una responsable de la NASA.
Un desafío que estuvo a punto naufragar en el trayecto que recorrió el Enterprise entre el aeropuerto y la isla de Manhattan. Poco después de que el transbordador fuera embarcado, un golpe de viento lo lanzó contra las columnas de un puente contra el que golpeó una de sus alas, que resultó dañada. El aparato será expuesto al público a partir del próximo 19 de julio.
Video reportaje Euronews
Publicar un comentario en la entrada

Blog Archivo