Los 7 Mundos de Trappist-1: La NASA anuncia el descubrimiento de 7 exoplanetas como la Tierra en una estrella cercana



El telescopio espacial Spitzer de la NASA ha revelado el primer sistema conocido de siete planetas de un tamaño similar al de la Tierra que orbitando una misma estrella, llamada Trappist-1 y situada en la constelación de Acuario a sólo 40 años/luz de nosotros.
Si nuestra galaxia la Vía Láctea fuera una ciudad. Trappist-1 estaría a un par de manzanas de distancia en nuestra misma calle. El descubrimiento establece un nuevo récord para el mayor número de planetas en zona habitable para una única estrella.
Según los astrónomos de la NASA los siete planetas descubiertos podría tener agua líquida - clave para la vida tal como la conocemos-, siempre que se den las condiciones atmosféricas adecuadas. Pero de los 7 las posibilidades son más altas en tres de ellos que se encuentran plenamente en la zona habitable.
La zona habitable, el área donde es más probable que un planeta rocoso, como la Tierra, reciba energía suficiente de la estrella madre como para tener agua en su superficie, ni demasiado cerca como para calcinarse, ni demasiado lejos como para congelarse.
Todos los planetas descubiertos están más cerca de su estrella que lo que está Mercurio de nuestro Sol; pero Trappist-1 es una estrella pequeña y ultra-fría, mucho más fía que nuestro Sol; por lo que los planetas aunque estén tan cerca no son abrasados por la estrella. Una curiosidad es que los planetas están también muy cerca unos de otros. Si una persona estuviera en la superficie de uno de esos planetas, podrían mirar hacia arriba y ver potencialmente, no sólo a los otros planetas orbitando la estrella, sino que podría distinguir características geológicas, como montañas, cráteres o mares si los tuvieran, veríamos pasar los mundos, llegando cuando estuvieran en el momento de máxima aproximación, a ser más grandes que lo que vemos la luna en el cielo de la Tierra.
Uno de los inconvenientes de estos planetas es que al estar tan cerca de su estrella podrían verse bloqueados por la fuerza de marea ejercida por la fuerza de gravedad de la estrella, lo que significa que mostrarían siempre la misma cara del planeta hacia la estrella, al igual que le pasa a nuestra luna, y por ello tendrían dos climas completamente diferentes. En la cara donde siempre es de día sería siempre verano y en la cara de la noche eterna sería siempre invierno; lo que originaría un clima con fuertes vientos.
Sobre las densidades de los planetas, es probable que todos sean rocosos. Se necesitan hacer más observaciones para determinar si son ricos en agua o no. La masa del séptimo planeta y más lejano aún no se ha estimado - los científicos creen que podría ser una helada, mundo "bola de nieve-como", pero se necesitan más observaciones.
Según declaró Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington
"Este descubrimiento podría ser una pieza importante en el rompecabezas de la búsqueda de ambientes habitables, lugares que son propicios para la vida",.
Los nuevos resultados se publicaron el miércoles 22 de febrero en la revista Nature, y anunciados en una conferencia de prensa en la sede de la NASA en Washington.


- Fuente: Nota de prensa de la NASA. Créditos de las imágenes: NASA / JPL-Caltech
Publicar un comentario

Blog Archivo