El dron X-37B de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos regresa de una misteriosa misión de 2 años en el espacio



El dron espacial de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos X-37B, regresó después de realizar una misión secreta de casi dos años en el espacio, en concreto fueron 718 días que terminaron el 7 de mayo aterrizando en la pista del Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Cabo Cañaveral, Florida.
La entrada en la atmósfera del vehículo, ocasionó una enorme explosión sónica que fue escuchada por los habitantes de Orlando.
El programa de los OTV, por las siglas en ingles de Vehículos de Pruebas, acumulan 2.085 días de misión. El X-37B, que parece una versión reducida de las viejas lanzaderas espaciales, es una nave muy avanzada, reutilizable, no necesita piloto, y está destinada a realizar experimentos y probar nuevas tecnologías.
Según la nota de prensa de las Fuerzas Aéreas los objetivos de esta misión eran la experimentación y el concepto de desarrollo de tecnologías de vehículos espaciales reutilizables y probar sistemas de protección térmica. Y poco más se sabe de estas naves que están envueltas al misterio y secretismo que rodea toda tecnología militar.
Según declaró el teniente coronel Ron Fehlen, director del programa X-37B. "Esta misión a establecido un récord de resistencia en órbita y marca el primer aterrizaje del vehículo en el estado de Florida. Estamos muy satisfechos con el rendimiento del vehículo espacial y estamos entusiasmados con los datos reunidos para apoyar a las comunidades científicas y de espacio. Estamos muy orgullosos de la dedicación y el esfuerzo de todo el equipo ".

-Fuente: Nota de prensa de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos.-
Publicar un comentario

Blog Archivo