Los peligros de Marte: La NASA advierte que las erupciones solares electrifican las lunas marcianas



Investigadores de la NASA descubren que las poderosas erupciones solares podrían cargar eléctricamente con cientos de voltios áreas de la luna marciana Phobos, presentando un complejo entorno eléctrico que podría afectar a los componentes electrónicos sensibles que transportaran los futuros exploradores robóticos, según se afirma en un nuevo estudio de la NASA. El estudio también consideró que las cargas eléctricas se podrían desarrollar a medida que los astronautas caminen por la superficie, en posibles misiones humanas a Fobos.

La luna Phobos está directamente expuesta al viento solar, que es una corriente de partículas cargadas eléctricamente que soplan hacia el espacio constantemente desde la superficie del Sol.
Fobos ha sido considerada como una posible base una iniciar la exploración y colonización de Marte su débil gravedad y la ausencia de atmósfera hace que sea muy fácil aterrizar naves espaciales, con astronautas y suministros. En un primer plan de exploración los astronautas situados en una base en Fobos controlarían robots en la superficie marciana, sin el considerable retraso de tiempo al que se tienen que enfrentar los operadores basados en la Tierra. Pero según la nueva simulación, en la que se basa el estudio presentado por la NASA, la interacción del viento solar con Phobos crea un entorno eléctrico complejo que carga estáticamente el lado nocturno de la luna. Por ejemplo, si los astronautas caminaran sobre la superficie del lado nocturno, la fricción podría transferir carga desde el polvo y la roca de la superficie de la luna a sus trajes espaciales. Este polvo y roca es un conductor de electricidad muy pobre, por lo que la carga no puede regresar fácilmente a la superficie, así que la carga eléctrica comenzaría a acumularse en los trajes espaciales. Los cálculos del equipo revelaron que esta carga estática puede alcanzar los diez mil voltios en algunos materiales, como los trajes de teflón utilizados en las misiones lunares del Apolo. Si el astronauta toca algo conductivo, como una pieza de equipo, esto podría liberar la carga, posiblemente similar a la descarga que obtienes al arrastrarte por una alfombra y tocar la manija de una puerta de metal, solo que en el entorno espacial de Fobos el resultado podría ser desastroso.

Fuente: Nota de prensa de la NASA.
Publicar un comentario

Blog Archivo